Abuso sexual a menores, la otra pandemia en ascenso en Venezuela

Tras la captura en Zulia de Gerardo Oliveros, «el monstruo de Barrio Bolívar», quien confesó haber abusado sexualmente de más de 100 niños, entre el 1 y el 16 de julio se conoció de 13 casos de violaciones a menores de edad en tres estados del país. El abuso de menores ha aumentado en el país durante la cuarentena  

Foto: Semana

Cada vez son más frecuentes los casos de abuso sexual y violencia hacia niñas, niños y adolescentes en Venezuela. Y durante los meses de cuarentena se ha producido un brote tan alarmante como la cifras de covid-19 en Zulia; estado donde hace unas semanas salió a la luz el caso de Gerardo Oliveros, el llamado «monstruo de Barrio Bolívar», quien confesó haber abusado sexualmente de más de 100 niños.

Oliveros es hoy el mayor pederasta que se haya conocido en Venezuela, pero no es el único. Su caso ha puesto los reflectores sobre casi una decena de adultos que viven en Zulia y que han sido detenidos en las últimas semanas por cometer abusos sexuales y actos lascivos contra niños y niñas, explicó EFE.

Lea también: Según Cepaz, en los últimos meses cada 50 horas ocurrió un femicidio en Venezuela

Desde el caso de Oliveros, detenido en junio de 2020, otros siete hombres han sido capturados en Zulia por abuso a menores, mientras que una mujer también fue detenida por permitir, a cambio de dinero, que su pareja cometiera actos lascivos contra su hija menor de edad.

Entre estos está casos se encuentra un reincidente, un hombre de 36 años, quien ya había estado preso por pedofilia y actos lascivos contra su hijastra. El modus operandi: captaba a menores de 12 y 13 años a través del servicio de mensajería instantánea WhatsApp. Se hacía pasar por un muchacho de la edad de las víctimas para sacarles información. Luego, el “Papi Baby”, como se apodaba, intercambiaba bajo amenaza fotografías, cuyo contenido iba escalando con posiciones sexuales y desnudez, “amenazándoles con hacerle daño a sus padres si no le pasaban fotos”, reseñó La Verdad.

Anzoátegui, seis casos en 15 días

Entre el 1 y el 16 de julio en Anzoátegui funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) capturaron a cinco hombre y tres adolescentes por violar a menores de edad, seis casos distintos. La mayoría de las víctimas son niñas, y una de ellas murió tras ser ultrajada, reseñó El Tiempo.

La niña de 8 años murió el domingo 5 de julio en el hospital Luis Razetti de Barcelona, por una infección que contrajo luego de ser violada, presuntamente, por un sexagenario y un adolescente de 14 años en la población de Santa Fe de Píritu. La víctima sufrió una infección tras ser ultrajada, luego lechina, un cuadro que no pudo superar porque además la invadió un estado depresivo, publicó el diario anzoatiguense.

Los casos reseñados recientemente en la entidad oriental indican que la mayoría de los victimarios son personas cercanas a las víctimas: padres, padrastros o vecinos.

De acuerdo al Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP) la mayoría de los abusos sexuales a menores se dan en el ámbito familiar. Estos casos suelen ser los más traumáticos para las víctimas ya que éstas empiezan a desarrollar sentimientos contradictorios entorno a la confianza, a la protección y al apego que tienen con los miembros de su familia.

El abuso sexual se da en todas las clases sociales, religiones, y niveles socioculturales.

En Falcón otro foco

En el mismo lapso, las autoridades de Falcón detuvieron a dos hombres por este delito, dos casos distintos. En uno la víctima fue una joven de 15 años; en el otro, dos niños, uno de 11 y el otro de 8 años, publicó La Mañana. 

Recientemente, el pasado 25 de julio, un caso escandalizó al impuesto fiscal de la República, Trak William Saab, pidió «todo el peso de la ley para estas aberraciones»: un hombre de 28 años drogó y violó a una niña de 11 años en la parroquia Punta Cardón del municipio Carirubana. Luego de ultrajarla la dejó abandonada entre escombros y basura. El victimario resultó ser vecino de la niña, reportó La Mañana.

«Han ingresado a nuestros despachos fiscales 8.966 casos por los delitos de abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes, se han solicitado 837 órdenes de aprehensión y se han imputado a 4.335 personas, han sido acusadas 3.289 personas y ya a esta fecha, a dos años de nuestra gestión, han sido condenadas 1.340″, indicó Saab, el pasado 27 de enero. Las cifras son entre 2017 (desde su arribo a la Fiscalía) y enero de 2020.

En Venezuela, el abuso sexual a niños, niñas y adolescentes es un delito y así está tipificado en la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (LOPNNA), en los artículos 259 y 260.

Cicpc tras redes de pornografía infantil

En Táchira se conoció, entre el 1 y 15 de julio, de cuatro casos, de acuerdo con reseñas de prensa. Al igual que en Anzoátegui, las víctimas fueron niñas entre 11 y 15 años. Los victimarios, familiares.

En la entidad andina, actualmente el Cicpc está tras la captura de violadores, pedófilos y redes de pornografía infantil, las redes sociales son el primer lugar de pesquisas, reportó La Nación.

De acuerdo a la información que manejan la ONG Centros Comunitarios de Aprendizaje (CECODAP), durante la cuarentena se ha incrementado la utilización de las redes sociales por parte de pedófilos, quienes aprovechando que los niños no pueden salir de casa y están más tiempo conectados a las redes, la mayoría de las veces usando otra identidad, logran captar la atención de menores y adolescente.

Atención y cómo prevenir y manejar estos casos

La Fundación de Ayuda para Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR) recomienda lo siguiente a los padres y madres para la prevención del abuso sexual en sus hijos:

– Creer lo que dicen los niños.

– No dejar a los niños solos por mucho tiempo.

– Asistir con los niños a las actividades extra académicas.

– Hablarles sobre sexualidad y límites. Es importante que entiendan que no cualquier persona puede tocarlo sin su consentimiento.

– No reprimir la comunicación con los niños ni cuestionar sus advertencias sobre posibles abusos.

– Evitar gritos y palabras como “yo te lo dije”, las cuales son acusaciones que reprimen más a los niños.

– No hacer que el niño se sienta culpable.

Dónde y cómo denunciar

La Fiscalía General de la República tiene a disposición los números 0212-509-8684 y el 0800-FISCA-00, líneas telefónicas para hacer las denuncias y tomar las acciones pertinentes en defensa de las niñas, niños y adolescentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *