El sufrimiento del pueblo no puede esperar a un cambio de presidente

Exdiputado Enrique Ochoa Antich alerta de catástrofe social post-pandemia y propone un GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL de tres años (hasta 2024) como tarea prioritaria de la próxima AN:

Insistimos en ante-proyecto de reforma de la Constitución circulado a AN, gobierno y oposición para elegir el Vicepresidente como jefe de gobierno por consenso en la próxima AN garantizando así un Gobierno de Unidad Nacional.

Para el exdiputado Enrique Ochoa Antich, la Venezuela post-pandemia se encontrará a las puertas de una catástrofe social con «una violación masiva de los ddhh» y «con riesgos de hambruna» para vastos sectores de la población. Para sostener su opinión esgrime el último informe de la CEPAL, que habla de una caída del PIB del 26 %, «tres veces el promedio de toda ALatina«, subraya Ochoa. También presenta la encuesta ENCOVI que informa de un 65 % de la población en situación de pobreza.

  • Son realidades que claman al cielo, exclama Ochoa, como la de un 30 % de la infancia con algún tipo de desnutrición.

Ochoa Antich cree que una crisis de esta magnitud no puede enfrentarse con un país fracturado.

  • Se requiere que como los libertadores en el siglo XIX y los demócratas en el siglo XX, los venezolanos del siglo XXI seamos capaces de unirnos para salir de la pobreza y del atraso, argumenta el exdiputado Ochoa.

Es por ello que insiste en su propuesta de reforma constitucional (artículos 187, 226, 236, 238 y 239) para facultar a la próxima AN a designar por 2/3 partes a un venezolano de consenso para ser vicepresidente con rango de jefe de gobierno y manteniendo al presidente como Jefe de Estado y de la Fuerza Armada. Así se estaría obligando a conformar un gobierno de emergencia y unidad nacional de tres años (hasta las elecciones presidenciales de 2024) que con el concurso de los mejores, sin distingo ideológico ni partidista, pueda enfrentar la catástrofe social de la Venezuela post-pandemia.

  • El sufrimiento del pueblo no puede esperar a un improbable cambio de presidente, sentenció Ochoa Antich.

Y plantea algunas líneas medulares de acción de ese gobierno de unidad:

• Asegurar que los Poderes Públicos se constitucionalicen con presencias democráticas.

La recuperación urgente del salario real de los trabajadores por vía de una reactivación de la economía a partir de la reprivatización de miles de empresas estatizadas.

• La reapertura de Venezuela al mundo para traer capital privado que permita reactivar la industria petrolera.

• Colocación de los mejores, sin distingo político, al frente de los servicios públicos.

A continuación el texto completo de la declaración circulada al PSUV y a los partidos de oposición:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *