No hay futuro ni presente

Por Rodrigo de Castilla

No existe ninguna posibilidad ni lejana de construir una democracia plena y justa en Venezuela. Se necesitan unos 30.000/50.000 profesionales, educadores, técnicos y dirigentes imbuidos en una mentalidad moderna, coherente, homogénea, honesta y eficiente. Es solo para ocupar una parte de los principales cargos públicos del país. Debe existir un programa claro, nítido, factible que nos saque de la ECONOMIA RENTISTA que ha caracterizado la realidad económica en los últimos 90 años. Decía un prestigioso filósofo Juan Nuño hace ya 30 años “Venezuela ha dejado de ser el país sencillo que puede resumirse en una frase.(…) Uno de los defectos de Uslar Pietri es que pretense a ese grupo de intelectuales venezolanos que pensaba que Venezuela podía sintetizarse en una frase . Venezuela en los últimos 20 años ha explotado de una forma tal que es inútil hablar de fórmulas. (…) Formulas reducidas para una Venezuela reducida

Entre otras privatizar grandes empresas del estado quebradas que producen pérdidas multimillonarias. Realizar una profunda reforma educativa a todos los niveles igual en todos los niveles del poder judicial y las distintas policías. Un exceso de dos millones de empleados públicos mal pagado que alimenta la corrupción.

OBVIA LA IMPOSIBILIDAD DE CAMBIAR EL PAIS

Y a estas carencias, deficiencias muy claras de la oposición tendríamos una confrontación feroz, maniqueista con la dirigencia y masas chavistas que protestarían en toda las formas posibles esa modernización y la obligante SINCERIZACION DE PRECIOS tanto de las servicios públicos como de todos los productos de la dieta diaria. Es bueno recordar que hoy en día pese a lo pésimos servicios el agua, gas, energía eléctrica, internet, teléfonos celulares tenemos las tarifas más bajas del mundo.

Durante estos últimos años toda la oposición ha señalado a Nicolás Maduro como el único culpable de esta situación, dejando que el mito de Hugo Chávez creciera y será el cemento que suelde a ese 10/15 % de venezolanos irreductibles que pondrá en jaque cualquier futuro gobierno. No existe la menor duda que el chavismo regresaría como un aluvión o un huracán cinco años después, cuidado si no antes al gobierno.

EN COLOMBIA HAY CINCO VECES MAS CRIMENES POLITICOS QUE EN VENEZUELA

Y eso es obvio que reflejan todos los más importantes medios de comunicación del mundo. Casi la totalidad de los Cortes de Justicia de América Latina son sesgados ahí están las sentencias extremadamente sesgadas contra Evo Morales, Correa y la anteriores contra Lula da Silva que son tan despreciables como esa condena del Tribunal Supremo de Justicia en Venezuela promovida por Marcel Granier, Uslar Prieti ,Rafael Caldera y la alta dirigencia de AD en 1994 contra Carlos Andrés Pérez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *