La Nueva Política Laboral

Venezuela es golpeada por la pandemia al igual que el mundo entero, pero nuestra crisis viene mucho antes hoy más profunda, tomando en consideración la situación económica y política actual.

Se requiere sindéresis en las políticas laborales, sociales y económicas del país.

Los efectos de esta crisis agravada golpea más duro a la población vulnerable donde se encuentra la economía informal donde participa una mayoría importante del pueblo, es un escenario doloroso y alarmante conseguir a diario ese síndrome de pobreza extrema en parte de la población cada vez más extendida.

Los trabajadores informales que en la mayoría de los casos se ven impedidos de trabajar por la cuarentena radical están desprovistos de una seguridad social que los apoye para sufragar sus gastos mínimos, pero los empleos formales no escapan a la crisis hiperinflaciónaria que mella sus bolsillos cuando el salario ingresa en bolívares pero los alimentos se venden y cotizan en dólares, eso destruye cualquier equilibrio o capacidad adquisitiva que el trabajador pueda conseguir como contraprestación por su trabajo. Estos últimos parecen resistir un poco mejor a la crisis, pero no se pueden pretender resolver estos problemas volviendo al pasado el mundo cambió, la nueva normalidad es no volver al pasado, por lo cual es urgente una profunda reforma de la LOTTT Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadoras y Trabajadores.

Se necesita una mirada al futuro es urgente crear más y mejores empleos pero para ello es necesario invertir en el capital humano sin lo cual no podremos avanzar, el ser humano y su capacidad será medular para salir de esta crisis post pandemia.

La educación y los programas de formación profesional abren oportunidades y es la llave para enfrentar esta crisis si lo que se quiere es estar a la altura de las economías más avanzadas del mundo. Es importante invertir en formación en planes de capacitación y desarrollo en reinserción al área laboral junto con mi equipo venimos planteando la idea de la universidad corporativa con ello la empresa logra un salto en la productividad.

El desarrollo de nuevas tecnologías de infraestructura en comunicación será vital, nos enfrentamos a la era post pandemia pero también a la era post energía fósil, viene con fuerza la nueva energía que la va a sustituir, aquí podemos ver que el petróleo saldrá de escena como fuente principal de energía.

Tenemos un enorme potencial podemos y debemos invertir para desarrollar nuevos puestos de trabajo lo que viene constituye un reto, debemos estar preparados.

El gobierno debe mejorar el clima país empezando por la confianza en el signo monetario, es importante atraer inversores que permitan impulsar el crecimiento económico. El diálogo será la única vía política para ello.

Estamos en la era de la cuarta revolución industrial post pandemia nueva normalidad señores la vida cambió y las relaciones laborales también están cambiando.

Si queremos aprovechar esta oportunidad debemos empezar por la nueva forma de trabajar, la educación corporativa y la reforma de las leyes en materia laboral, seguridad social y en la de condiciones de medio ambiente de trabajo y salud laboral que deben ser adaptadas a la nueva normalidad esa deberá ser la tarea y la responsabilidad de la próxima AN. Aquí está la medida del éxito del país.

Jesús Castellano
Abogado experto laboral
Coach
Comunicador organizacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *