La titánica lucha contra la corrupción

Por Cesar Alonso

La corrupción es un mal que tiene colores variopintos y que a lo largo de la historia Venezolana ha tenido sus raíces en la economía rentista y el clientelismo político. El ciudadano piensa que todos los políticos son corruptos y que ser corrupto es un estatus de privilegio ya que se logra obtener enormes beneficios económicos y lo más importante no eres perseguido judicialmente y tus acciones delictivas quedan impunes. Obvio que en los últimos 22 años de desgobierno rojo la corrupción se incrementó exponencialmente, llegando a niveles asqueantés.

Muchos toman la bandera de la corrupción y su lucha contra ella como un ardid político para captar apoyos ante pretensiones que tengan por un cargo de elección popular y siempre buscando crear un enemigo “intangible e imaginario” para poder dar “la gran lucha” pero para nada le pone nombres ni rostros. Es una “lucha” ficticia que solo ayuda para generar empatías.

La tecnología es el aliado de mayor peso contra la corrupción y nos permite tener controles efectivos de todos los trámites y contrataciones de la administración pública con terceros.

La simplificación de los trámites administrativos, la disminución de la burocracia, la capacitación del personal en el manejo de las plataformas digitales y un ordenamiento jurídico que este de la mano de sociedad que tenemos, son piezas que engranan en la propuesta del Gobierno Electrónico que tiene por fin “el uso de la Tecnología de Información y Comunicación TIC por parte de las instituciones del gobierno” este tema lo vamos a ir desarrollando progresivamente. No solo para luchar contra la corrupción sino para aumentar la eficiencia y eficacia de la gestión pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *