El ejercicio es vital en la recuperación de cáncer de mama

El representante de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, Carlos Olazo, señaló que esta enfermedad sigue siendo la primera causa de muerte en mujeres

Hacer actividad física es fundamental para mantener la salud y para la recuperación de aquellas personas que tienen cáncer de mama, porque mejora el funcionamiento de los órganos y brinda bienestar físico y emocional.

La afirmación corresponde al representante de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, Carlos Olazo, quien expresó que el ejercicio ayuda en el proceso de tratamiento de esta afección, sobre todo en los casos en que se practica una cirugía, y también sirve para aliviar los efectos secundarios de la quimio y radioterapia.

El ginecólogo y oncólogo manifestó que “no hay ninguna comprobación científica que determine que hacer actividad física reduzca el riesgo de padecer algún tipo de cáncer, solo hay que ver los casos de atletas famosos cuya condición no los exonera de padecer esta enfermedad. Pero el ejercicio sí ayuda a mejorar el estado general de las personas y a afrontar de manera exitosa los tratamientos”.

Hacer ejercicio es crucial

Olazo recomienda a las pacientes que “caminen al menos una cuadra al día”, pero apunta que “cualquier ejercicio es beneficio siempre y cuando sea del gusto de la persona y su condición se lo permita. “Se puede hacer cardio y rutinas de gimnasio. El yoga también es excelente para estos casos”.

Indicó que el cáncer de mama representa la primera causa de enfermedad y muerte para las mujeres en Venezuela. “Esto es grave, pero hay que brindarle un mayor conocimiento a las personas porque la prevención es clave para reducir los riesgos”, advirtió.

“Tener esta enfermedad no es el fin del mundo. Las pacientes con tratamiento deben poner de su parte haciendo ejercicio, con una alimentación balanceada y un descanso adecuado”, expresó el representante de la SAV.

Recomendó a las mujeres de 25 años de edad en adelante deben hacerse un chequeo con eco mamario una vez al año. A partir de los 45 años los controles deben ser más estrictos”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *