LA CONSULTA Y SU INCOGNITA.

Rubén Contreras

En realidad, hasta ahora, yo Rubén Contreras, Varguense, del estado Vargas y Dirigente del Partido COPEI, no entiendo el sentido y fin de la consulta promovida por un sector de la oposición venezolana, que se quiere hacer el mes de diciembre del presente año. Consultamos al pueblo y después de eso que?


Enviamos los resultados a La ONU, a La OEA, a La Unión Europea, al Parlamento Europeo, a La Unión Africana, a La OTAN, al Grupo de Lima, a Mercosur, al Sela, a La CEPAL, al FMI, a Petrocaribe, a Biden y a Trumph, y que obtenemos con eso, quisiera que los omnisapientes propulsores de la consulta explicasen eso bien.


En cambio, si todos votamos el 6 de diciembre y ganamos como en el 2.015, le estaríamos diciendo al Inmaduro y a la Peste Militar que lo acompaña, que los demócratas somos mayoría y que los repudiamos por lo que han hecho en nuestro país.


Que van a desconocer el triunfo, que van a hacer trampas. Lo sabemos, es su naturaleza y considero que, por todas las trampas realizadas desde el referéndum del 2.004, la oposición presentó denuncias ante los organismos multilaterales y gracias a ello, se logró el reconocimiento de los 60 o más países, que apoyan la causa democrática en Venezuela.
Votando el 6 de diciembre, fortalecemos el músculo de la oposición, pero si seguimos divididos, con Leopoldo, María Corina y Antonio Ledesma por un lado y por el otro a Henry Ramos Allup doblandose para no partirse, conjuntamente con Guiado y su parcela de Voluntad Popular, un Nuevo Tiempo y la otra parte de Primero Justicia, seguimos nadando en el mar de los sargazos.

Porqué hay otro sector de la oposición, en el cual me incluyó, que quiere un cambio, y no seguir deslizandonos en el tobogán de la incertidumbre y eso se logra, con el triunfo a través del voto, porque si nos ufanamos de votar en una consulta, de la cual no sabremos sus resultados y consecuencias, y más bien pudiésemos utilizar esos bríos, esfuerzos y ganas, para repudiar a Maduro, porque esos votos opositores que se emitan el 6 de diciembre, van a ser como alfileres que le claven en el corazón a este régimen.

Por tal razón, los resultados de la consulta, pueden significar la alegría de una jornada que puede quedar para la historia, pero lo más lamentable es que quede como un episodio más, de un grupo de venezolanos que se regodearon por imponer su criterio, que a la larga, permitió la estancia y posiblemente la perpetuidad de la peste militar encabezada por Maduro y sus secuaces en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *