Te estás perdiendo su infancia?

Balance es la palabra que resuelve este dilema. ¿Trabajo para darle «todo» pero nunca lo veo?¿Qué es «todo»? Lo material, la comida, el techo, los juguetes, los ahorros, la medicina, la mejor escuela, etc.¿Qué es lo que tus hijos quieren?Que juegues con ellos, que les cuentes un cuento, que juegues fútbol con ellos, que los lleves al parque, que prestes atención a sus chistes sin sentido y que de paso te rías a carcajadas con ellos.

La niñez se acaba en un instante y nos la perdemos intentando darle todo lo que creemos necesario y que definitivamente es importante, ellos deben comer y tener un hecho sobre sus cabezas, pero déjame de lado la parte emocional, generar recuerdos felices, inculcar la sana gestión emocional y cultivar la relación padre e hijo que queremos que ellos recuerden y tengan como ideal para que no crezcan repitiendo que papá o mamá nunca nos leyó, que nunca nos sacó a un parque, que nunca jugó con nuestros muñecos, bebió nuestro té imaginario o se volvió loco en la casa tumbando cosas con una pelota.

No es para nada fácil en esta época de crisis y necesidad, pensamos que después lo hacemos, que las tarde jugamos, que hay que hacer los sacrificios. Y es cierto.

Pero hay que buscar la manera, sembrar esa semilla, generar esas sonrisas, que el amor sea grande porque lo inspiraste.

Que cuando no estemos queden las anécdotas, las fotos y videos que tanto tomamos ahora. Que tus hijos cuenten que su infancia fue demasiado bella aunque los cuentos sean en medio de la pobreza y las dificultades. Los niños, ya adultos, contarán que papi y mami te miraban a los ojos, te escuchaban, te daban un besito en la frente.

No es fácil, pero no debemos perdernos su infancia.Lo importante y lo urgente deben ser atendidos, debemos intentar balancear todas sus necesidades.

Se puede.

Kellyn M. Scott

Padre de Azumí, escribo sobre Ma/Paternidad. Mi libro «Ser un papá de hoy en día» disponible en Amazon en digital e impreso. Opino, no doy consejos.

linktr.ee/Unpapadehoyendia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *