Palabras de Apertura. Asamblea Nacional 2021 – 2025

1. Un saludo al pueblo venezolano, virtuoso y que estoicamente resiste con fe y esperanza hacia un destino mejor, de felicidad y soberanía.

Saludos y bienvenidos a los diputados y diputadas presentes en este acto solemne de instalación de esta nueva Asamblea Nacional.

No hay que olvidar nunca… jamás, que en Venezuela, el sol nace en el Esequibo… nace en el Esequibo.

2. Se agotó el tiempo de la Asamblea Nacional 2015 – 2020. Fue un tiempo triste, de la nada, de las horas menguadas, de faltas y delitos graves contra la Nación venezolana. De desacato a la Constitución Nacional, a los poderes públicos del Estado Bolivariano, de delitos de traición a la Patria. No es nueva la presencia de renegados delatores, intrigantes de oficios o de traidores en la larga lucha anti-imperialista de nuestro pueblo, Simón Rodríguez en sus escritos “El libertador del mediodía de América y sus compañeros de armas defendidos por un amigo de la causa social (1828)” decía: “La causa del General Bolívar es la de los pueblos americanos … el General Bolívar emprende removerlos, y algunos sujetos, a nombre de los pueblos le hacen resistencia en lugar de ayudarlos, sedientos de venganza, por injurias supuestas, o ciegos de ambición por empleo que quizás no puedan desempeñar, se jactan de ser sus enemigos, condenan sus principios, le adivinan malas intenciones, le suscitan guerras en unas partes, se las declaran y las llevan sin efecto en otras, lo asaltan en su propia casa para asesinarlo, trastornan, alborotan, llaman su atención sobre todos los puntos y su presencia en los más importantes, … sucumben y se dispersan: unos toman el partido de callar, otros el de instigar sordamente y los más comprometidos salen a hacer en países extraños el papel de ilustres desgraciados”.

La justicia debe actuar para consolidar la paz estable y la reconciliación nacional para seguir derrotando el asedio imperialista yanky, terrible, y el letal COVID-19 que ha afectado gravemente a la humanidad con contaminados y fallecidos. Nuestras condolencias a sus familiares y paz a sus restos… Se nos fueron seres queridos por el coronavirus, patriotas, revolucionarios, honor y gloria, toda la patria en ellos, ellas.

3. Esta nueva Asamblea Nacional es un mandato de la Constitución y de una consulta democrática pacífica a nuestro pueblo a través de “el mejor sistema electoral del mundo”, el CNE: Consejo Nacional Electoral.

Esta Asamblea Nacional tiene legitimidad constitucional… legitimidad popular y fundamentación histórica… sin duda.

Hoy es 5 de enero de 2021. Estamos en sintonía con la Constitución y la ley orgánica del reglamento que regula el funcionamiento de la Asamblea Nacional.

4. Nos corresponde, como expresión de la voluntad nacional y como parte de los poderes públicos del Estado Bolivariano, funcionar como una totalidad dialéctica para enfrentar una situación compleja, difícil y exigente a nivel nacional, regional y mundial que es en esencia la vieja crisis histórica estructural del capitalismo, denunciada a temprana edad en el siglo XIX y principios del XX por los socialistas. El capitalismo esclaviza a los pueblos del mundo y no es perspectiva para la humanidad, demostrada una y mil veces, ahora con el COVID-19.

La Revolución Bolivariana, con el Presidente Maduro al frente y la Asamblea Nacional Constituyente, jugaron un papel fundamental en función de la paz de la República, y de aislar y derrotar a los desgraciados de hoy.

Reconocemos que la política de diálogo y de paz, y la presencia de una oposición, que aspiramos a que se deslinde definitivamente de la política de terrorismo, de fascismo y bajo la direccionalidad del consenso de Washington, hoy representada dignamente en esta Asamblea, podamos debatir y llegar a acuerdos fundamentales en función de la Nación venezolana, saludamos su presencia en este acto solemne de hoy.

Nuestro punto de partida, más allá de los diagnósticos sobre la situación y las apreciaciones que tenemos sobre la realidad nacional, es ubicar nuestro hilo histórico popular como pueblo, que somos en la lucha prolongada por la independencia y la libertad, y nuestro punto de encuentro o reencuentro, jóvenes y adultos diputados, es precisar el contenido esencial del texto constitucional vigente y la maravillosa síntesis del poeta Gustavo Pereira… el célebre preámbulo con sus principios, valores, deberes y derechos, como cuerpo conceptual, doctrinario, pero no refugio, sino como elemento central de juramento programático para esta Asamblea Nacional y para los y las venezolanas que aman, viven, luchan por una patria soberana linda y hermosa, todo horizonte como la esperanza… con Bolívar y su ideario de siempre… y el legado del Comandante Chávez, que hoy se cumple otro mes más de su desaparición física. Su memoria, legado e ideario se expresa en este movimiento de masas, político que es el chavismo, el bolivarianismo del siglo XXI y su consigna permanente de “Unidad, Lucha, Batalla y Victoria”, que es la voluntad de la unidad cívico-militar.

Señoras y señores diputados, entramos en un nuevo momento político.

Se inicia la sesión… ¿Hay quórum secretario, compatriota, Diputado y Almirante Gilberto Pinto?

Procedamos al chequeo de los diputado y diputadas y el quorúm correspondiente.

Dip. Fernando Soto Rojas

Caracas, 5 de enero de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *