Un ejemplo a seguir

C. A.

Este ejemplo de organización y operatividad es una guía útil de lo que todos los ciudadanos debemos hacer para ser atendidos ya que solo la unión nos da resultados positivos y el reclamo individual está signado al fracaso.

Es de connotar como no hay tintes partidistas y el funcionamiento de la masa organizada es horizontal, es decir que coinciden opositores y oficialistas, en una especie de acuerdo tácito por la búsqueda de reivindicaciones. No hay dudas que estás acciones generan terror en grupos de poder que ven como un punto de unión entre quienes políticamente tienen diferencias les genera un sismo en las bases de las vagabunderías, que los sustentan.

El llamado al ciudadano no es otro que ha organizarse para desde ahí confrontar lo que origina todos nuestros males, padecimientos y sufrimientos; que no es otra cosa que la corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *