Hay que tener el valor de reconocer los errores

Héctor Mendoza

No existe la mínima duda luego de las manifestaciones con más de 20.000 personas que realizamos el 23 de enero del 2019 en la primera manifestación con Juan Guaido y el resultado de la última con unos pocos centenares, debemos pensar que las cosas están bien para la oposición en el estado Vargas.

Se dejó que unos cuantos improvisados, aventureros, algunos de ellos, provocadores tomaran las vocerías de ese movimiento durante las marchas, en las reuniones igual en las declaraciones a los medios de comunicación. Un partido actuó con intenciones claras para adueñarse de la dirección de ese auge de masas. Negar esto tan evidente que sería fatal seria seguir insistiendo en los errores. Sobre todo en una región de una sola calle donde todos nos conocemos. No solo es necio sino inmoral sentar en una mesa dirigentes de partidos organizados, con cierta presencia en la región paritariamente con seudorigentes de partidos dizque opositores cuyo comportamiento y acciones son contraproducentes. Muchos de ellos con dudosa moral pública. Es hora de deslindar, de rectificar y de transitar nuevos caminos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *