A Olivares lo convertirán en un mártir

Rodrigo de Castilla

La inhabilitación a José Manuel Olivares a participar en las eleccionesnos hace recordar la frase de Talleyrand, :“Peor que un crimen: Fue una estupidez” en referencia a la ejecución de un duque borbónico por Napoleón Bonaparte en 1804. Esa frase paso la historia y en este pequeño pueblo de liliputienses un país pequeño de liliputienses la utilizamos para calificar la inhabilitación de José Manuel Olivares como una estupidez.

Este indiscutible y popular líder de la oposición seguirá siendo popular y de paso con la aureola vitalicia de mártir. Si no se equivoca en su respuesta, si es noble y puede serlo, difícilmente, pero puede serlo, saldrá como una Ave Fénix de este laberinto.

Esta elección es una magnífica oportunidad para la oposición de despertar a la sociedad de ese letargo que tiene ya varios meses producida por los incontables, garrafales errores de Juan Guaido y Leopoldo López.

Olivares revivió a la oposición con su caminata/cumpleaños el jueves 19 de agosto donde los raquíticos, débiles, desorganizados y sin liderazgo partidos de oposición participaron no como actores sino como invitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *