Avanzada Progresista rechaza la intromisión neocolonial europea, en la vida política venezolana

Bruno Gallo


Rechazamos contundentemente la nueva tanda de sanciones de la Unión Europea contra funcionarios públicos venezolanos por injerencista e ineficiente Son sanciones que en nada han contribuido a la recuperación de espacios para el dialogo y la construcción de una sociedad abierta y democrática. Y muy por el contrario, afectan a los venezolanos más vulnerables, hecho constatado por la relatora especial de la ONU, Alena Douhan.

Ahora, la UE agrava sus aspiraciones noecoloniales al incluir entre los sancionados a diputados y voceros opositores democráticos cuyo “pecado” ha sido inclinarse por vías electorales y pacificas de resolución del conflicto venezolano. Con estas sanciones la diplomacia europea a favorece abiertamente a la oposición aventurera que ha llevado al pueblo venezolano de derrota en derrota.

Rechazamos especialmente la sanción contra el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral, Profesor Leonardo Morales pues tiene como fin último, inhibir a los sectores democráticos de organizar, participar e inclinarse por soluciones electorales.

En todas las sanciones subyace una terrible arrogancia neocolonial, ajena al derecho internacional, pero estas se agravan pues no solo aspiran intervenir en la política interna del país, sino que aspiran decidir cuál oposición cuenta con su placé y cual está amenazada, cual política opositora cuenta con su beneplácito y cual con su odioso rechazo.

Aceptamos cualquier forma de solidaridad que aspire apoyar la búsqueda de salidas pacíficas y negociadas a la crisis, como las iniciativas del Reino de Noruega. Pero nos parecen inaceptables las iniciativas punitivas que pretenden perjudicar a un sector opositor para beneficio de otro.

Estas sanciones, como todas las anteriores, reflejan la eterna tensión europea que dio luz a la democracia ateniense y el derecho romano, pero que también institucionalizó la esclavitud, que fue cuna del Renacimiento pero también de la inquisición, de la Ilustración que iluminó al mundo republicano, pero también de las mayores perversiones absolutistas. La vieja Europa democrática y republicana, con están sanciones, ha sido derrotada por la Europa colonialista que tantos sufrimientos y muerte le ha costado a la humanidad.

Nos parece especialmente curioso e inaceptable, que las sanciones coincidan con declaraciones de un eurodiputado de origen venezolano, amenazando a todos aquellos que participen en próximas elecciones.

Exhortamos a la Unión Europea, a desoír las predicas de sectores políticos venezolanos que contratan costosos lobistas para impulsar sanciones ineficientes, que afectan especialmente a venezolanos humildes, no para inclinar la balanza en favor de la democracia y prosperidad de Venezuela, sino para mantener sus privilegios en el manejo de activos venezolanos en el exterior, la ayuda humanitaria y todos aquellos que se desprenden de la condición de “oposición oficial” frente a potencias geopolíticamente poderosas.

Finalmente, hacemos votos para que se imponga la Europa luminosa, frente a la Europa Oscura y colonialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *