Chávez colocó zapatilla de cristal al Deporte en Venezuela para que dejara de ser la Cenicienta

Luz Marina Molina.- Venezuela se viste de honor y de júbilo para celebrar la magistral participación de nuestros destacados atletas, en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, donde rebasando, inclusive, los pronósticos sesgados y egoístas, de quienes nos adversan, han logrado marcas trascendentales, cargando con sus preseas de plata, hasta este momento, los pesistas Julio Mayora, Keydomar Vallenilla, en BMX Daniel Dehrs, y hoy, para cerrar, la semana, con auténtico broche de Oro, el récord mundial de Yulimar Rojas, quien se alzó con los máximos honores acreditándose la dorada.

Desde hace unos años, los deportistas venezolanos han venido dando de qué hablar, porque han demostrado que ya ellos están a la altura de cualquier homólogo extranjero, una vez que el comandante Hugo Chávez, le colocó al Deporte, la zapatilla de cristal, para que dejara de ser la Cenicienta.

Es cierto que no podemos vincular el deporte con la política, pero no es menos cierto, que es necesario decirlo, para quienes lo desconocen, y recordarlo, para quienes lo saben, que con la llegada de Chávez a la Presidencia de Venezuela, se produjo el renacimiento del Deporte Nacional, le dio un giro a esta actividad, destacando su irrestricto apoyo a nuestros representantes, olvidados, por años, y relegados, una y otra vez, en las competencias internacionales.

Reseñar el apoyo de este líder al Deporte Paralímpico, es casi una obligación, y sin duda, su respaldo absoluto al crecimiento deportivo en Venezuela, al punto de que dejamos de ser la Cenicienta, después de que el Gigante le colocara la zapatilla de cristal al Deporte.

Luego resulta normal, que cualquiera de nuestros atletas que deje en alto el nombre de la Patria en el mundo, haga mención al Comandante Chávez, porque el diseñó e instauró con acérrima fuerza, políticas de Estado que lograron la masificación de las diversas disciplinas en el país.

Hoy vitoreamos a nuestros deportistas porque sus nombres y actuaciones nos llenan de regocijo y orgullo.

El caso de nuestra máxima exponente del Triple Salto Yulimar Rojas, quien hoy impone récord mundial con 15.67, sentará precedentes, primera vez, en la historia de los Juegos Olímpicos, que una mujer consigue esta marca, obtenida por un hombre, por última vez, en el año 1968, el representante soviético Viktor Seneiev.

Estamos de fiesta, ni bloqueo, ni sanciones, ni pandemia, detendrán el empuje del Deporte en Venezuela, sus alcances, y la distinción y clase de nuestra Generación de Oro.

Viva Venezuela!!

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de NOTIVARGAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *