Cómo atender a un paciente de covid en casa, según médico Julio Castro

La pandemia de covid-19 cobra auge en Venezuela y ya hospitales y clínicas están saturados de pacientes. En este escenario, la convalecencia en el hogar se vuelve cada vez más común. Estas son algunas recomendaciones del doctor Julio Castro para atender bien a un enfermo en casa y no caer en el desespero.

María José Dugarte │ El Estímulo

Julio Castro, médico internista e infectólogo, y una de las autoridades más reconocidas en Venezuela sobre el coronavirus  y la covid, presenta una serie de recomendaciones para tratar a un paciente que recibe cuidados a domicilio para superar esta enfermedad respiratoria.

La información es particularmente útil, pues en Venezuela ya los hospitales públicos y clínicas están desbordados por el número de pacientes y eso que el país todavía no ha llegado al auge de la segunda ola de contagios.

Además, los pocos afortunados que tiene un seguro privado de salud ven como la suma asegurada es consumida en pocos días, mientras el gobierno estableció un límite máximo de cobertura de poco más de 23.000 dólares y 14 días de hospitalización en clínicas privadas.

El hogar será la primera opción para muchos contagiados de covid, según otros expertos y pacientes.

Castro presentó sus recomendaciones este sábado, a través de un «live» de Instagram, una conversación en vivo sobre «cuáles son las medidas para tratar a un pacientes covid-19 que recibe cuidados a domicilio».

Esta es una dinámica que ha vuelto recurrente para resolver las dudas y confusiones que las personas suelen tener con relación a la enfermedad. En especial, tras el aumento de casos y fallecimientos por coronavirus en el país.

De las primeras cosas que Castro señaló es que los cuidadores, y los mismos pacientes, deben ser conscientes de cómo es el comportamiento de la enfermedad para así «saber qué esperar».

Por lo tanto, lo primero a tomar en cuenta sería:

  1. La contagiosidad: Un paciente puede transmitir el virus dos días antes de comenzar a tener síntomas, y esa capacidad puede tener su pico entre el día 5 y 7. La probabilidad de contagiarlo baja a partir del día 15.
  2. La fiebre: Habitualmente comienza desde el primer día y tiene su pico los días 5, 6  y 7, cuando comienza disminuir. A diferencia de otros cuadros respiratorios, la fiebre por covid-19 es prolongada. Hay pacientes que duran 15 días con fiebre.
  3. La tos: Comienza entre los días 2 y 3 y su punto máximo se ubica entre los días 6, 7 y 8.
  4. Dificultad respiratoria: Aparece en algunos pacientes a partir del día 7 y va aumentando progresivamente. Castro aclara que no es normal que un paciente presente dificultad respiratoria de un día a otro.

Entonces, ¿qué hacer en cada caso?

Fiebre

Puede durar 10 o 12 días. El paciente puede tomar acetominofem o ibruprofeno, pero Castro aclara que ninguno de estos medicamentos tiene efecto sobre el virus, sino sobre el control de la fiebre.

En el caso del acetominofem, un paciente puede tomar 1 gramo cada 4 o 6 horas. Más de cuatro gramos al día sería tóxico.

Si con esa dosis máxima no se controla la fiebre, es probable que el paciente requiera de un segundo medicamento, que podría ser ingerido de forma intercalada o pasar a ser un sustituto. En ambos casos, es necesario que se consulte con un médico.

Otros métodos que funcionan para la fiebre son el baño con agua templada y la hidratación constante.

Castro añade también que con este síntoma los signos vitales se alteran. Puede aumentar la frecuencia cardíaca, la tensión y la saturación de oxígeno. No obstante, señala que fiebre no necesariamente significa que un paciente presentará dificultad respiratoria, o alguna otra complicación.

Las tos

«Las tos nos está diciendo es que usted tiene una inflamación del sistema respiratorio, en alguna parte, que va desde la nariz hasta el último pedazo de bronquio o pulmón. Y la mayoría de las veces, se expresa la irritación con tos», explica.

Para eso, indica hacer aspiraciones de vapor de agua para humidificar las vías respiratorias porque la tos es una expresión de resequedad en ellas. En cuanto a los medicamentos, dice: «Tienen un calmante que lo sedan un poquito, pero la tos no se va a acabar cuando usted se tome un jarabe, (…) se acabará cuando la causa ya desaparezca».

También recomienda evitar situaciones que puedan exacerbar la tos, algunas de ellas son: hablar, agitarse y/o cambiar de posición.

La tos solo se vuelve un problema cuando hay excesos que producen dificultad respiratoria. Eso podría controlarlo los medicamentos que tienen codeína y deben ser recetados por un médico.

¿Cómo identificar la dificultad respiratoria?

Las formas de identificarla son:

  1. La sensación de agotamiento cuando hace actividades habituales, por ejemplo ir al baño o la cocina.
  2. Hablar de manera entrecortada o hacer pausas prolongadas. Si la potencia de la voz no es normal, significa que hay dificultad respiratoria.
  3. También puede poner una hoja o servilleta sobre el pecho y observar las oscilaciones respiratorias. Normalmente, una persona hace 15 o 20 respiraciones por minuto. Si un paciente hace 40, no es normal.

Pero otra más fácil de reconocerla es mediante un saturómetro u oxímetro. Este es un aparato que mide objetivamente el oxígeno en sangre a través de un rayo de luz que impacta los glóbulos rojos a través de la piel de los dedos.

Es importante que al momento de la medición el paciente no tenga esmalte de uñas o las manos muy frías, ya que esto puede arrojar un diagnóstico erróneo.

Esta evaluación se puede hacer unas  tres veces al día y no es absoluta. Tiene picos, por lo que Castro recomienda evaluar las tendencias del marcaje día tras día.

En caso de usarlo, las claves son las siguientes:

  • Normal: Saturación igual o mayor a 95.
  • Alerta amarilla: Saturación menor a 95.
  • Alerta roja: Saturación igual o menor a 90. En este caso hay insuficiencia respiratoria y el cuerpo comienza a utilizar mecanismos de compensación para poder respirar bien.

No utilizar antibióticos

El médico hizo énfasis en evitar el uso de antibióticos porque «no sirven para nada». Castro detalla que los antibióticos se usan para tratar patologías causadas por bacterias, mientras que los virus se combaten de otra manera.

La administración de antibióticos, o cualquier otro medicamento, solo puede venir de un especialista. Además, el cuerpo puede producir resistencia bacteriana a los antibióticos en un futuro, o complicarlo en caso de que se agrave con covid-19.

Manejar la angustia domiciliaria

Para Castro es muy importante que las personas contagiadas aprendan a manejar la angustia domiciliaria. También reafirma que la gran mayoría de los pacientes pueden superar la enfermedad desde casa con estas medidas básicas.

Por otra parte, en los casos en que el paciente tiene alguna condición o patología previa, es aún más indispensable que el cuidador o enfermero utilice equipo de protección especial: tapabocas, protector facial (face shield), guantes, debido a que el período de contagio es prolongado.

Pedir ayuda

En caso de necesitarlo, Julio Castro puso a disposición de sus seguidores un medio de atención para pacientes covid-19 llamado SOS Telemedicina. El número de contacto es 0212-313-56-60 y su cuenta en Twitter: @Llamadasos

También indicó que el Instituto de Medicina Tropical está haciendo pruebas PCR y de antígenos.

Igualmente, manifestó que él no ve y tampoco tiene alianzas con ningún grupo de atención a domicilio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *