Cultura de pandemia y más nada

Por: Luz Marina Molina.- No sabemos hasta cuando tendremos coronavirus, así que se hace necesario, desarrollar una cultura de pandemia, aceptando el Covid, como parte de nuestro día a día, sin llegar a amarlo, ni mucho menos, acostumbrarnos a él, pero sí, terminar de internalizar que la única forma posible para erradicarse, por lo menos dentro de lo posible, es con la vacuna, y mientras no la tengamos en el país, forzosa y obligatoriamente, hay que aprender a convivir con el virus.

La prevención es la herramienta fundamental por la que todos debemos optar, sigue siendo imprescindible el uso del tapabocas, el distanciamiento social e indudablemente, los mecanismos de desinfección, e higiene, pero hay que avanzar en la vida cotidiana, con la concepción de la auto protección.

Además de que tenemos la responsabilidad de evitar la propagación del Covid, es prioritario protegernos nosotros mismos, con consciencia, apartando ya el papá Estado detrás de nosotros, vigilándonos, exhortándonos, o en muchos casos, llamándonos la atención, por la tendencia a desobedecer y relajar las medidas, en ocasiones, ya a estas alturas, estamos en capacidad de asumir la posición que vamos a jugar, para defendernos del COVID, y cortársela, como se dice popularmente, para evitar que haga daño.

La vida debe continuar… En Venezuela se tomaron medidas preventivas, a tiempo, cuando apenas llegaba al virus, se hizo una campaña agresiva desde el punto de vista social, los equipos de médicos trabajaron el «casa por casa», haciendo las pruebas rápidas y sacando a las personas que presentaban síntomas para hospitalizarlas, y aplicarles el tratamiento de rigor, y desde entonces, se ha hecho seguimiento a este proceso que hoy se encuentra en el pico de contagios y propagación. A pesar de que el Gobierno mantiene la cuarentena con la modalidad 7+7, es fundamental que cada uno de nosotros asuma la responsabilidad que tiene en la calle, con recato, con seriedad y conscientes, de que tenemos que cuidarnos y auto protegernos porque el virus está activo y en posición de ataque.

Ha transcurrido el suficiente tiempo para validar y comprobar el alcance y los daños que puede ocasionar el Covid-19, hasta el peor de los escenarios, la muerte, lo que nos permite empezar una «nueva normalidad», en función de la pandemia, que podrá ser controlada, hasta tanto contemos con la vacuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *