Directiva de Monómeros cedió utilidades a empresa panameña de «dudosa solvencia», denuncia exdiputado

José Luis Pirela aseguró que, como consecuencia de la serie de denuncias que viene realizando, el acuerdo que firmaron la Junta Directiva de Monómeros y Lion Street fue terminado. Sin embargo, aclaró que rescindir el contrato es «un acto de confesión»

Vía El Universal

El exdiputado a la Asamblea Nacional, José Luis Pirela, asegura que la empresa agroindustrial Monómeros, con sede en Barranquilla (Colombia), firmó en abril de este año un contrato por 15 años con la firma panameña Lion Street en la cual le cedía el 60 % de las utilidades a esta última. Este contrato se dio por terminado el pasado 28 junio.

“El contrato se firmó el 30 de abril por la Junta Directiva de la empresa Monómeros con la empresa Lion Street, registrada en Panamá por venezolanos y que es de dudosa solvencia. Establece unas condiciones en las que Monómeros hace un acuerdo empresarial con esta firma y le cede el 60 % de la utilidad de la empresa”, denunció Pirela a El Heraldo.
“Primero, no existen precedentes en toda la historia de la empresa de haber celebrado ese tipo de acuerdos y además, ¿cómo una empresa productiva líder en su rama como Monómeros va a ceder el 60 % de su utilidad a una empresa registrada hace tres años en Panamá? Eso es un acto de corrupción”, precisó Pirela.

“Esto es una trama de corrupción que pone en peligro la consistencia de la empresa”, añadió.

Aseveró que, como consecuencia de la serie de denuncias que viene realizando junto al sindicato de la compañía (Sintramonómeros), el acuerdo firmado entre las partes fue terminado.

“(…) Las partes declaran que la suscripción del presente documento ha sido totalmente voluntaria y convienen en que el contenido del mismo sustituye cualquier acuerdo escrito o verbal que previamente hayan celebrado así como cualquier comunicación emitida por alguna de ellas en un sentido diferente al consagrado en esta acta”, reza el contrato de cancelación firmado por Guillermo Rodríguez, gerente general de Monómeros y Ricardo Rodríguez, representante de Lion Street.

“Nos parece que rescindir el contrato no es suficiente, no es un acto de rectificación. Es un acto, más bien, de confesión, irregular, donde además se actuó con poca lealtad contra los valores de la empresa”, apuntó Pirela.

El acuerdo entre ambas compañías sólo cumplió dos meses de desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *