Eduardo Fernández: Hay que ir a votar aunque no haya condiciones

El presidente del Centro de Políticas Públicas y Formación (Ifedec), Eduardo Fernández, explicó las razones que lo llevan a afirmar que no hay otra salida a la crisis política, económica y social que vive Venezuela que la ruta electoral.
A su juicio, los electores deben validar su derecho al voto aunque no existan todas las condiciones para una «elecciones creíbles» ya que en una «dictadura, como la de Maduro, nunca habrá condiciones reales» para elecciones libres. Y es labor de la oposición proponer buenos candidatos y un plan de país efectivo para motivar al electorado y vencer la cultura del abstencionismo.

Fernández, apodado «El Tigre» quien fuera candidato presidencial en el año 1988, concedió una entrevista exclusiva a ND en la que aseveró que las recién designadas autoridades del Consejo Nacional Electoral conforman el «mejor CNE de los últimos 20 años». Para Fernández es el momento propicio para que la oposición asuma la ruta electoral, ya que en el país no ocurrirá un golpe de Estado, ni una invasión militar extranjera.

Resaltó que un acuerdo entre dirigentes de oposición y el chavismo es «complementario» y dijo que espera que esta vez tengan buenos resultados y no sean solo para las cámaras de televisión. Fernández no dudo en subrayar que el movimiento Unión y Progreso ofrece los planteamientos necesarios para conseguir la unión nacional y superar la crisis humanitaria que se ha agravado con la pandemia.

Asimismo, afirmó que es necesario un referéndum revocatorio contra Maduro porque durante su mandato no ha podido acabar con la corrupción, la crisis de los servicios públicos, la crisis económica, social y política. Sin embargo, reiteró que solo venciendo la abstención en las megaelecciones de este año, podrá ser posible el revocatorio.

A continuación nuestra entrevista:
Usted ha reiterado que la salida a la crisis es electoral. ¿Qué opinión le merece el nuevo CNE? ¿Cree que los venezolanos deben darle un chance, a pesar de que el oficialismo tiene evidente mayoría ahí?
– El CNE que acaba de ser elegido es el mejor que hemos tenido en los últimos 20 años, de modo que vamos a darle confianza. Pero el problema de las elecciones no se resuelve en el CNE sino llevando a la gente a votar. Se resuelve presentando al elector ideas atractivas, una propuesta de país moderno, una propuesta de que juntos vamos a construir una Venezuela mejor y mejores candidatos. No es el CNE quien resuelve quien ganas las elecciones, sino quien sea capaz de motivar a la mayor cantidad de electores posibles, quien pierde las elecciones quien no va a votar, el que va a votar puede ganar, hay que hacer el trabajo de ir a votar.
– La motivación será más fácil con candidatos de unidad nacional, representativos, honorables y competentes y con la organización efectiva del electorado para ir a votar, allí es donde se ganan las elecciones, no en el CNE.

Si el CNE no aprueba condiciones electorales mínimas, entre ellas devolver los partidos a sus genuinos dirigentes, darle un para’o a los abusos oficialistas, permitir la observación internacional, etc., ¿qué le diría usted a esos venezolanos que no votan porque el gobierno siempre hace trampa?
– Que hay que votar de todas maneras para derrotar las trampas del gobierno. En Chile los democráticos resolvieron participar en las elecciones aunque no había condiciones ideales y derrotaron al gobierno. Ahora sí hay condiciones para elecciones trasparentes. Lo mismo pasó en Polonia y en la órbita soviética: fueron las elecciones las que derrotaron a dictaduras y fueron sustituidas por gobiernos democráticos.
– No podemos pedirle a la dictadura que dé condiciones ideales. Lo que debemos hacer es prepararnos para derrotar a la dictadura, a pesar de que las condiciones no están dadas.

¿Cómo decirle al país que la estrategia ya no es la abstención como hace apenas unos 5 meses, sino que hay que ir a votar. ¿Cómo explicar este cambio de estrategia?
– Explicar, trasmitir un mensaje atractivo que la gente diga: “me está diciendo cosas por las que vale la pena ir a votar”. No puede ser ¡Maduro vete ya! o Maduro c.. de tu madre. Debe ser un mensaje atractivo, qué hacer para resolver problemas económicos y sociales de la población. Además, para superar la cultura de la abstención y movilizar al electorado se deben presentar buenos candidatos, no los que resulten de arreglos entre partidos, sino representativos de sus comunidades, gente honesta, competente. Esos factores son importantes. Y explicar que podríamos tener un nuevo gobierno si en el año 2018 hubiéramos participado. No fuimos y Maduro ganó. El único que gana con la abstención es Maduro. Además, pudiéramos haber tenido una AN mucho más equilibrada si hubiéramos ido a votar; y la AN hubiera podido escoger un CNE todavía más equilibrado si hubiéramos votado en diciembre.
– Ahora vienen elecciones de gobernadores y alcaldes que es la última oportunidad antes de ir al referéndum. Si nos dan una paliza parecida a la de la AN va a hacer más difícil ganar el revocatorio, o invocarlo. Pero si tenemos la mayoría de gobernadores y alcaldes con buenos candidatos y programas, el referéndum será una opción muy clara que además tiene un fundamento constitucional muy claro.

¿Por qué la oposición ha caído tantas veces en el juego de la abstención como parte de la ruta electoral?
– Yo no he logrado entender como siguen llamando a la abstención. No conozco a ningún país del mundo donde absteniéndose se haya logrado algo. Tengo una interpretación muy personal, de que hubo muchos dirigentes que terminaron creyendo que la solución estaba en las manos del señor Trump. ¿Cómo vas a cesar la usurpación sino votas? Por un golpe de Estado militar vernáculo o una invasión extranjera. Siempre dije que ninguna de las opciones era probable, ni deseable. Lo deseable es cambiar al gobierno por la vía civilizada, la vía del voto popular, universal, directo y secreto.
– Se inhibieron porque esperaban los barcos norteamericanos y yo dije: eso no va a venir, y si viene es una tragedia. Pero no vinieron, ni van a venir. No entiendo la política abstencionista. Tengo mucho respeto por los señores del G4, pero no entiendo su estrategia que va de fracaso en fracaso. Cada vez que hemos ido a votar, hemos ganado y con la abstención hemos perdido.

Llegar a un acuerdo o una negociación con Maduro, ¿podría dar resultados?
– Eso es complementario, siempre tiene que haber diálogo porque la democracia es diálogo, consensos, acuerdos entre las fuerzas. Es natural que en democracia haya distintos puntos de vista pero estimula discusión civilizada en función de los intereses superiores del país para lograr que los ciudadanos puedan vivir mejor. Pero, hasta ahora esos diálogos han sido más para la pantalla que para la realidad. Si el diálogo está frente a las cámaras de la televisión, la gente no hablará para entenderse sino para que lo vean y lo aplaudan sus electores.

La dirigencia opositora liderada por Juan Guaidó ha cambiado su estrategia del cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres a una de elecciones presidenciales libres. ¿Usted cree que dicha dirigencia debería ir más allá y adoptar la vía electoral de lleno, sin condiciones?
– Yo les recomiendo con todo respeto y consideración que evalúen el resultado de las estrategias propuestas. La abstención no nos ha dado nada bueno. El único que ha ganado con la abstención es Maduro y sus amigos. La oposición ha perdido. Cuando en diciembre de 2015 se tomó la decisión de participar para elegir la AN, tuvimos una clamorosa victoria, lamentablemente no se administró bien, pero los invitaría a decidirse de una vez por la calle real: la vía electoral.
– Las presidenciales vendrán. Ya las tuvimos y desaprovechamos la oportunidad. Debemos ir ganando espacios. Elecciones a gobernaciones, alcaldías, diputados a consejos legislativos y concejales es lo que toca este, entonces, presenten buenos candidatos con un discurso atractivo, una organización eficiente que nos permita defender los votos en las mesas que es donde está la trampa. La trampa no está en la oficina del CNE en Caracas, sino abajo y si tenemos testigos en todas las mesas corremos menos riesgos de que nos hagan trampa.

La oposición, de igual manera, está dividida en torno a ir o no a las regionales. Durante los últimos días varios dirigentes de AD, PJ y La Causa R han manifestado su interés a favor de las elecciones de alcaldes y gobernadores. ¿Usted cree que cada sector opositor debe hacer lo que considere más conveniente o la unidad debería ser el criterio central?
– Yo veo con mucha simpatía al movimiento Unión y Progreso, porque esas dos palabras interpretan las dos necesidades del país en este momento. La unión de los venezolanos para salir de esta crisis tan dolorosa y prolongada; y el progreso económico y social de los venezolanos. La visión que tengo de la unión es la unión de venezolano, no de los partidos porque están en un momento de mucha debilidad y devaluación.
– Hay que presentar propuestas que convoquen la unidad de los ciudadanos en cada municipio para elegir alcaldes y concejales, promover la unión de los ciudadanos en todos los estados para llegar a gobernadores. Gente representativa, honesta y competente. La unión de los venezolano en todos los estados y la unión para revocar al gobierno cuando llegue la oportunidad y elegir un nuevo gobierno, un nuevo presidente y ojala esta vez no nos equivoquemos.

¿Usted cree que es necesario un revocatorio contra Maduro?
– Hay motivos más que suficientes porque el señor Maduro no ha podido resolver la crisis política. El Estado está colapsado. No ha resuelto la crisis económica, sino que la agrava. No ha logrado resolver la pobreza, cada día los pobres están sufriendo más por la inflación. No ha resuelto el problema de los servicios públicos, agua, luz, aseo; y no ha logrado resolver la corrupción. Es más que suficiente para pedirle que se haga a un lado y permita que el país elija un gobierno nuevo que tenga capacidad para resolver esos problemas.

Pasando a otro tema, ¿Cómo evalúa la política oficialista en el tema pandemia?
– Pésima. Ha sido muy mal conducido, con mucha oscuridad informativa y que no hemos hecho el esfuerzo para poder contar con las vacunas para todos los venezolanos, y no solo vacunas para los amigos del gobierno. Debe haber vacunas para los trabajadores del sector salud, para los adultos mayores y para los más vulnerables desde el punto de vista económico. Hay que hacer una política nacional y me siento identificada por propuestas de Fedecámaras y Unión y Progreso para exigir vacunación para todos.

¿Por qué cree usted que Maduro no acepta la propuesta de Fedecámaras de importar vacunas?
– Eso habría que preguntárselo a él…

¿Cuál es su opinión sobre lo que está ocurriendo en Apure, con la penetración de grupos narcoguerrilleros en territorio venezolano? ¿Hemos perdido soberanía con Maduro?
– Se ha perdido mucha soberanía con Maduro. La presencia de irregulares en la frontera venezolana es un insulto y un agravio a la soberanía venezolano, el Estado es el principal responsable pero también los venezolanos, porque Venezuela se ha desarrollado en su eje norte costero y ha abandonado las fronteras. Pero, no puede tolerar un Estado moderno que su frontera esté ocupada por fuerzas irregulares y también con los que actúan en la Cota 905.
– Quiero aprovechar para expresar mi solidaridad con la Fuerza Armada que los han mandado a combatir en el sur y no han sido suficientemente entrenadas, ni equipadas para el cumplimiento de su misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *