Entre políticos y funcionarios chapuceros, cretinos engreídos

Por Santos García Zapata

En política más que en otra actividad humana tiene un peso enorme la experiencia. Nadie se convierte en un dirigente político de la mañana a la noche. Es ridículo, chapucero creer que hay cursos para ser dirigentes políticos ya que eso excluiría las experiencias, lecturas y militancia etc. A la casi totalidad de los que fungen de dirigentes políticos de Venezuela y la sociedad civil le es imposible entender que somos el producto lógico ,natural de una ECONOMIA RENTISTA que es la que ha existido en los últimos 80 años en el país. También desde hace 30 años lo que antes se definía como el PODER se ha diluido y mucho menos que no fue Hugo Chávez el que elimino a los partidos políticos sino que estos no supieron adoptarse, adecuarse a la SOCIEDAD RED. “El poder, como la energía, no se crea ni se destruye… pero irremediablemente se disemina entre una multitud de agentes, de micropoderes en cuyas manos acaba degradado”

“Las redes de comunicación globales tienen un gran poder, pero las redes financieras que las financian y programan resultan ser todavía más poderosas en la sociedad red global en la que vivimos.” Estas son la que determinan los temas y el enfoque que a escala nacional son seguidos por miles.

DEFINIR ADECUADAMENTE AL CHAVISMO ES CLAVE, FUNDAMENTAL

Mucho menos podrían entender esa definición de uno de los opositores más cultos, de mayor influencia mundial como Moises Naim cuando dice tajantemente: “El problema de Venezuela no es el socialismo. El desastre de Maduro poco tiene que ver con la ideología y alerta alertan que centrarse en que Venezuela es un fracaso del socialismo «es nublar el quid de la cuestión».

El «gatopardismo» es, en ciencias políticas, el «cambiar todo para que nada cambie», paradoja expuesta por Tomasi di Lampedusa : «Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie».

UNA COSA ES SALIR DE LA ECONOMIA RENTISTA Y OTRA COSA ES DESHACERSE DE LA CULTURA QUE ESTE MODELO ECONOMICO GENERO, PROPAGO Y CONSOLIDO DURANTE 80 AÑOS

La radio, TV, periodistas, actores, todos los medios de comunicación, universidades están permeadas fuertemente, profundamente de la cultura y subculturas producidas por la economía rentista.

“Serán muy exigentes los esfuerzos y recursos que serán necesarios para recuperar la normalidad política, económica y social.” Luego de esta larga hiperinflación que pervirtió la praxis de millones de venezolanos será necesario elevar la ética, moral y bondad por encima de todo. Es una tarea titánica que exigirá toda nuestra cultura, habilidad poder de persuasión y medios para elevar la moral y ética de una sociedad carcomida, destrozada, pervertida por la crisis.

Por esa y otras razones nuestros dirigentes políticos, sociales, económicos deben ser líderes preparados, leídos, actualizados rechazando no solo lo que fue la cultura de la vieja izquierda sino la misma cultura académica. “Necesitamos permanente observadores críticos: necesitamos observar críticamente todo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *