Gran parte de la dirigencia quedara obsoleta

Rodrigo de Castilla

La empresa privada tendrá una fuerza y auge inusitado en los próximos meses. Eso abre espacios en todos los órdenes del quehacer social, político y económico.

Obviamente provocara desigualdades que existen hasta en el mejor país del mundo. Reducirá el espacio de la retórica, demagogia y populismo rastrero y dadivoso que hasta ahora ha tenido mucho auge.

Regresaran los medios de comunicación a tener influencia. El peso del estado será menor. El clientelismo tendrá menos asidero en una burocracia paupérrima e ineficiente que disminuirá día a día. El Poder Judicial readquirirá más temprano que tarde una cierta independencia y decencia. Igual sucederá en las distintas policías.

Obviamente existen dirigentes de la oposición y el PSUV que no leen ni los diarios y esos serán barridos, pero, los altos funcionarios públicos verán paulatinamente reducida su influencia sean militares o civiles.

CIFRAS QUE HABLAN

1.-Según estimaciones hechas en el mundo de la banca privada internacional, el ahorro privado de venezolanos invertido fuera de Venezuela está entre los 450 millardos y los 500 millardos de dólares. Cualquier cifra en este rango es varias veces superior al ahorro privado externo de los peruanos y de los colombianos, por mencionar tan solo dos países con más población, y que hoy gozan de diversas ventajas con respecto a Venezuela ante los ojos de los inversores globales. Estos recursos representan una gran fuente de inversión potencial que en el tiempo pudiese complementar a las inversiones extranjeras.”

2.- El hecho de que durante los últimos meses se haya visto un importante incremento de inversores institucionales extranjeros analizando y ejecutando inversiones.

3.-Venezuela tiene más aeropuertos con pistas asfaltadas que ambos países, por ejemplo. Y según cifras de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense cuenta con una capacidad instalada de generación eléctrica cercana a los 31 millones Kw, muy superior a los 16,9 millones Kw de Colombia y 14,7 millones Kw de Perú. Es cierto que buena parte de dicha infraestructura esta hoy inoperativa, pero el punto es que la misma solo requiere reparaciones, y no su construcción desde cero.”

“Estamos entonces ante un renacer de inversiones extranjeras que representan apuestas a una serie de cambios que permitan una sana recuperación económica y una importante revalorización de los activos. Apuestas de muy alto riesgo, sin duda, pero con un potencial de rendimiento muy alto. Estamos ante inversores racionales y sofisticados que están viendo un creciente espacio para el optimismo, y están ya apostando.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *