¿Hasta cuándo Leopoldo y compañía?

Intentaron durante meses en los que el gobierno de Nicolás Maduro increíblemente no reaccionó, colocar la idea del Koki como posible líder para el futuro, una vez terminado de caer la inepcia ladrona de Juan Guaidó.

Domingo Alberto Rangel │ La Razón

¿Cuánto más tardarán los líderes de Europa y los Estados Unidos, países con reales o presuntos intereses en Venezuela, para darse cuenta del error que hace veinte años estaba a la vista?

Valga decir que los políticos que esos países poderosos han escogido para fortalecerlos con sus ayudas… carecen del mínimo para que se les tome en cuenta.

Y no solo por carecer esos ciudadanos cuyo único curriculum es declararse “opositores” de un programa alterno al del estatismo del gobierno bolivariano.

Sino porque cuando se les ha puesto a administrar las referidas ayudas, sale a flote la condición de ladrones, antipatriotas, descarados y poco confiables.

«¡Así que para salir de un gobierno arbitrario y que ha permitido a guisa de la soberanía, el empobrecimiento brutal, la solución es importar a nuestro país la violencia colombiana con “know how” y asesoramiento incluidos!»

Y piratas: La última andanza de estos golpistas incapaces fue importar irresponsablemente el esquema narco paramilitar con el cual en Colombia controlan territorios los violentos.

Quienes el año pasado fueron capaces de organizar y esto es un decir, paradas afortunadamente fracasadas y payasas, como el golpe del huacal de plátanos… o la operación “Gedeón” con la cual pretendían desencadenar un alzamiento que obviamente no se iba a dar, ahora, aceitados con mucho dinero y apoyo mediático, intentaron durante meses en los que el gobierno de Nicolás Maduro increíblemente no reaccionó, colocar la idea del Koki como posible líder para el futuro, una vez terminado de caer la inepcia ladrona de Juan Guaidó.

Y la narrativa con la cual consiguieron recursos tuvo cierto éxito, a pesar de que cuando uno escucha que el Koki y sus delincuentes son la salvación, lo mínimo que se piensa es que el narrador está fumando droga mala.

¡Así que para salir de un gobierno arbitrario y que ha permitido a guisa de la soberanía, el empobrecimiento brutal, la solución es importar a nuestro país la violencia colombiana con “know how” y asesoramiento incluidos!

En apariencias finalmente el liderato yanqui cae en cuenta que por 20 años han alimentado sabandijas que roban al contribuyente de Estados Unidos. Es tarde, sin embargo»

Ni era solución, ni visto lo que sucede en Colombia es recomendable para nadie, “la solución urbana” desarrollada por estos irresponsables en la Cota 905.

Que el gobierno nacional haya reaccionado tardíamente, es verdad.

Pero no por eso cabe alinearse y me alegro que así haya sido vista la fría reacción del pueblo ante el fracaso del Koki y la detención de quienes alimentaban con dólares de dudosa procedencia esa super guarimba asesina. Con los pocos twitteros (as) irresponsables que ante la montaña de evidencias, solo atinan a señalar que somos locos quienes nos hemos deslindado de estos irresponsables, ladrones de ayudas supuestamente humanitarias, mentirosos que desde las redes y el exterior se conduelen de las miserias que pasamos quienes en Venezuela nos quedamos, y después de sus ruedas de prensa se marchan a yantar en locales de moda, tanto en Miami, como en Bogotá o Madrid.

Termino porque comencé recordando que en apariencias finalmente el liderato yanqui cae en cuenta que por 20 años han alimentado sabandijas que roban al contribuyente de Estados Unidos. Es tarde, sin embargo.

?El alemán no entendía por qué ese general monárquico luchaba con sus enemigos: la respuesta fue contundente: ‘Si solo hubieran llegado hace 20 años, tal vez les habríamos dado la bienvenida, con los brazos abiertos, pero es muy tarde’”

A punto de comenzar la retirada de los ejércitos nazis, que llegaron a las puertas de Moscú, Guderían, el brillante General de panzers alemanes, asombrado conversaba con un general zarista capturado luchando junto a los comunistas soviéticos.

El alemán no entendía por qué ese general monárquico luchaba con sus enemigos: la respuesta fue contundente: “Si solo hubieran llegado hace 20 años, tal vez les habríamos dado la bienvenida, con los brazos abiertos, pero es muy tarde”.

“Apenas nos estamos volviendo a levantar sobre nuestros píes, y ahora usted llega –Guderian- y destroza lo hecho en 20 años, para que tengamos que comenzar desde el principio, una y otra vez.  Ahora estamos luchando por Rusia y en esa causa estamos todos unidos”.

Creo que para el buen entendedor no hay que aclarar tanto, los otros que pregunten o googleen.

@DomingoAlbertoR

EL AUTOR es ingeniero civil, consultor, asesor y dirigente político. Premio Nacional de Periodismo 2019, mención Opinión.

https://www.larazon.net/category/rangel-jr/

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista deNOTIVARGAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *