La democracia puede morir

Muchos venezolanos nos encontramos hoy frente a lo que representa el umbral de las próximas elecciones para elegir la nueva AN, la fractura de la oposición hacen impensable un triunfo galopante de la propia democracia.

Sin darnos cuenta de la profunda responsabilidad que tenemos como votantes contribuimos a matar la democracia cuando decidimos No participar, cuando no votamos estamos decidiendo perder libertad, cuando dejamos que el imaginario arrastrado por el odio trascienda a la sociedad esta se polariza y así avanzamos sin rumbo en el horizonte

No queda duda de que somos responsables, que el voto es el arma contra la voluntad de los demagogos, el voto es la mejor opción así la gente es la única que le puede poner freno al autoritarismo de eso se trata el voto, durante los procesos electorales las decisiones emocionales se han convertido en un error con graves consecuencias sociales y económicas, tratamos de vivir por lo políticamente correcto de las redes sociales. Ahí ocurren todo tipo de ataques.

Siempre hay gente que ha querido creer en historia de hadas, hoy muchos de ellos están en internet

Es necesario fijarse en los datos empíricos para no caer en alucinaciones, la historia es clara al respecto, es hora de evaluar la politica y a los políticos por su gestión y resultados y no por su discurso.

Hay que construir un país juntos, evaluando la gestión de los lideres más allá del discurso eso pasa por entender que ha existido y existe una grandilocuencia perversa y tóxica convertida en una promesa falsa que nos acompaña como testigo de la realidad.

No podemos seguir de lo mesiánico al populismo autoritario disfrazado de fe y esperanza sin sufrir las consecuencias de los desaciertos, para ello es necesario escucharnos y participar si no queremos perdernos en el mar de confusión entonces necesario es votar.

Diciembre será decisivo para nuestra democracia que con todas sus imperfecciones merece una oportunidad.

Jesús Castellano
Abogado
Coach
Comunicador Organizacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *