LA MALA PRENSA

Por: Domingo Alberto Rangel

En nuestro país y como mal ejemplo de lo tardío que puede funcionar el Poder Judicial una decisión finalmente se toma tras más de una década de retardos. Y no se trata de derechos de propiedad sino más bien de la réplica que los medios, al menos en occidente y desde el siglo pasado, le deben a quien injustamente acusan sin aportar pruebas.

En su momento Hugo Chávez, para entonces primer mandatario, intentó que el caso no llegara a tribunales pero el teniente Diosdado Cabello, blanco de acusaciones por parte de 2 medios importantes… insistió en resguardo del honor personal.

En cualquier país serio ese caso se habría resuelto hace añales y seguramente el populismo y la guerra mediática no habrían oscurecido lo que judicialmente está claro: si El Nacional se negaba como sigue negándose, a darle a Cabello su derecho a réplica… un juez estima los daños y que paguen los accionistas que para eso el sistema judicial nuestro tiene audiencias donde todo se puede conciliar.

Pero no: Conocida la sentencia, tardía para oprobio de nuestra justicia, en seguida la víctima en vez de celebrar con su familia y abogados… como dándole la razón a quienes lo acusaron sin pruebas… anunció que en caso de ser resarcido su honor regalaría el monto al estado para la compra de vacunas… y si se tratara de bienes… organizaría una universidad.

La parte perdedora en vez de aceptar… puso a chillar perros de presa aduciendo “una derrota de la libertad de expresión”. Y los perritos de presa del twitter pasaron unos días discutiendo si en vez de una universidad Diosdado Cabello debería terminar otra inutilidad: el ferrocarril de Aragua a Puerto Cabello.

Es deplorable esa manera de exponer casos judiciales en medios polarizados por la estupidez politiquera. Ni la gente aprende… ni la sociedad sabe qué tecla apretar para que en el futuro las cosas mejoren.

¡Pero no es solo en mi Venezuela donde los medios se afanan en retozar desde la charca… olvidando la función de informar!

En noches pasadas súbitamente la ciudad de Damasco fue objeto de un bombardeo por parte de la aviación israelí… y en seguida como respuesta un cohete impactó la central nuclear de Israel: Fueron eventos de importancia geopolítica que se supone pueden poner en peligro la paz mundial en momentos en que vivimos una guerra de nueva generación.

Pero para el hombre nuevo venezolano… tan empapado de política… esto nunca ocurrió porque ninguno de los medios polarizados la reseñó.

Más tarde buscando en medios europeos encontré que la noticia allí también fue silenciada… simplemente no apareció…. a pesar de que la CE enseguida arreció el cierre aéreo de sus fronteras… por si acaso el misil sirio vendría acompañado de actos terroristas.

Solo la televisora rusa e iraní comentaron y uno tiene derecho a preguntarse: ¿qué clase de revolución o a nombre de cual democracia censuran una noticia de este calibre?

A ningún “analista” vernáculo… tan dado a mal poner las armas venezolanas… las únicas que nos defienden… le llamó la atención que la defensa antiaérea rusa haya permitido que los bombarderos israelíes pasaran indemnes sus baterías…. o que el misil de respuesta no haya sido neutralizado por el escudo defensivo de Israel. Qué están ensayando por esos lados.

La historia oficial del estado hebreo sobre el hecho tiene muchos errores… pero aquí…. y en Europa…. eso como que nunca existió.

Mala prensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *