Merkel apuesta por confinar la Semana Santa para contener la «nueva pandemia» en Alemania

BERLÍN, 23 mar (Reuters) – Alemania prolongará el confinamiento del país hasta el 18 de abril, ante lo cual pedirá a sus ciudadanos que permanezcan en sus casas durante los cinco días de las vacaciones de Semana Santa para intentar frenar una tercera oleada de la pandemia de COVID-19, según declaró la canciller Angela Merkel a primera hora del martes.

En unas conversaciones que se prolongaron hasta altas horas de la noche, Merkel presionó a los líderes de los 16 estados federados de Alemania para que adoptaran una postura más dura en la lucha contra la pandemia, revirtiendo los planes de reapertura gradual acordados a principios de este mes tras un fuerte aumento de la tasa de contagios.

“Ahora estamos básicamente en una nueva pandemia. La mutación británica se ha vuelto dominante”, dijo Merkel en una conferencia de prensa.

“Básicamente, nos enfrentamos a un nuevo virus del mismo tipo pero con características muy diferentes. Más mortífero, más contagioso y con efectos más prolongados”.

Alemania empezó a suavizar cautelosamente sus restricciones a principios de este mes. Pero la propagación de variantes más contagiosas del virus ha hecho que aumenten los casos, lo que hace temer que los hospitales se puedan ver pronto desbordados si no se ponen más frenos.

El número de casos semanales por cada 100.000 habitantes se situó el lunes en 107, por encima del nivel en el que las unidades de cuidados intensivos se verían desbordadas. Más de 3.000 personas con COVID-19 están ingresadas en unidades de cuidados intensivos en la actualidad.

Información adicional de Thomas Escritt and Paul Carrel; escrito por Maria Sheahan; editado por Muralikumar Anantharaman; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Our Standards: The Thomson Reuters Trust Principles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *