Noel Morales │ La fortaleza del PSUV es un fraude

La estrategia del régimen funciona gracias a los extremistas del teclado y a los abstencionistas. Los extremistas del teclado muchos de ellos pagados/financiados indirectamente y directamente por el gobierno asustan a esa parte importante de la población que los expertos llaman CENTRO. En toda elección o combate social lo más importante es ganarse ese sector que está compuesto por más del 50 % de la población. Ese sector le teme a la violencia, cuidan a sus familias, sus intereses. Ese sector se alarma con la predica extremista y se retira del combate social y por ende de la política.

Es muy fácil desde un escritorio acusar a todo el mundo, incitar a la guerra. Llamamos a derrotar primero que nada a los extremistas que son seres dañinos, tóxicos. Acomplejados, fracasados o frustrados. Drenan su frustración insultando.

El PSUV y sus candidatos son fácilmente derrotables pero hay que desenmascararlos desde ahora, a esos farsantes que se han enriquecido con el hambre del pueblo, trafican con el agua, gas y los alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *