Rafael Aguiar-Guevara, el médico y abogado que lucha para que se garantice en Venezuela el derecho a morir

Texto: Vanessa Davieshttps://contrapunto.com/

No es suficiente despenalizar la eutanasia. El presidente de la Asociación Venezolana de Derecho Médico presentó a la Asamblea Nacional de 2020 un proyecto de ley orgánica para regular esta materia: la ley orgánica de asistencia médica en el morir

Es dos veces doctor: Por médico y por abogado. Y tiene una tercera herramienta en sus manos: es anestesiólogo y, por ende, sabe cómo ayudar a morir con dignidad. Más de 20 años de su vida los ha dedicado a luchar para que se respete el derecho a morir. Rafael Aguiar-Guevara, presidente de la Asociación Venezolana de Derecho Médico.

Este es un tema “en el que Venezuela ha debido meterse hace muchos años”, señala Aguiar-Guevara en entrevista con contrapunto.com. Explica que en varios países se ha aprobado (como Bélgica, Holanda, once estados de EEUU, Canadá), por distintas vías, y que en otros se ha abierto la discusión. De la región, destaca la posición de Colombia. “El país líder latinoamericano es Colombia”, y aunque falta una legislación positiva completa, “se respeta el derecho”.

En Venezuela no se practica, asegura, “porque sigue penalizado en el Código Penal”. Se han intentado varias reformas del Código Penal para despenalizar la eutanasia, pero “no se han llevado a cabo, han quedado adormecidas”. Hoy día se plantea otro paso: “Más allá de una despenalización nos hace falta legislar, porque no puede ser simplemente algo de despenalización”.

Aguiar-Guevara presentó a la Asamblea Nacional (AN) de 2020 un proyecto de ley orgánica para regular esta materia: la ley orgánica de asistencia médica en el morir, actualizada también en función de los aprendizajes de otros países a fin de eliminar trabas. “Estamos convencidos del derecho a morir con dignidad como un derecho fundamental”, subraya, y con la norma se busca que sea inclusivo y humanista.

El proyecto se entregó a la vicepresidenta del Parlamento de 2020, Iris Varela. “Hay que esperar que se abra el debate”, comenta, y recuerda que el fiscal general designado por la asamblea constituyente, Tarek William Saab, también anunció que llevará una propuesta.

Más que estipular tiempos o condiciones críticas para optar por el derecho a morir, Aguiar-Guevara alega que “le corresponde al paciente decidir cuán grave y cuán insoportable es su sufrimiento, no al médico”. En el texto entregado a la AN se refiere a una “situación de salud”, alteración causada por enfermedad o por accidente que es irreversible y que afecte la calidad de vida del paciente.  Una comisión de evaluación y control se encargaría de hacer el estudio.

El experto descartó que se aplique a personas con discapacidad, como medida eugenésica o como “tratamiento” para la depresión. Puntualiza que todas las personas con una “situación de salud” deben ser evaluadas por un médico tratante y por un médico consultor independiente. También se incluiría una evaluación psiquiátrica a fin de determinar si es una depresión o si es un paciente con afecciones y sufrimiento.

En el proyecto de ley se contempla que un médico –el médico asistente- garantice el bien morir, o que al paciente se le entreguen los medicamentos para el acto. Igualmente establece que las aseguradoras deberán cubrir estos procedimientos.

Los argumentos de los grupos religiosos no deben limitar una política de Estado. Las posiciones “son respetables, si tienes esas convicciones yo te las respeto, pero ¿tenemos o no tenemos en la Constitución un derecho a la libertad de culto y religión?”. No “podemos imponer una obligación de vivir bajo condiciones oprobiosas por creencias ajenas”, remarca, así como tampoco se debe sancionar a un médico por no practicar la eutanasia. Incluso, comparte su perspectiva: “Particularmente le doy gracias a dios por haber permitido una evolución de la ciencia que me permite disfrutar de ciertos medicamentos y ciertas técnicas para un bien morir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *