Vecinos de Urimare y Catia La Mar ahogados por fétidos olores de la quebrada Tacagua

La quebrada Tacagua que limita las parroquias Urimare y Catia La Mar se ha convertido en un gravísimo foco de contaminación que ahoga la existencia de los vecinos.

Urge la limpieza de las aguas que se empozan en algunas zonas del trayecto, indican los moradores, quienes exigen además el desmalezamiento, sobre todo en su parte media del cauce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *